dissabte, 29 de març de 2014

Opacitats detectades (VII): Lleis de transparència d'Aragó i València, control ciutadà, corrupció, sobre-costs de l'obra pública

«Bienvenida sea la ley de transparencia y participación aragonesa, pero por encima de ella, o por lo menos a la par, se encuentra la voluntad de los políticos de cumplir con el espíritu de la misa.» 
«Una ciudadanía escandalizada por excesos anteriores espera no solo la depuración de responsabilidades pretéritas, sino medidas estructurales que prevengan arbitrariedades, reduzcan la opacidad y aumenten la percepción de legitimidad de los procesos públicos»
«El contrato social no solo se sustenta en la existencia de un marco legal más o menos permeable a la participación ciudadana y garantizador de la transparencia. Son imprescindibles también unas normas morales comúnmente aceptadas por los ciudadanos y cuidadosamente respetadas por quienes ostentan el poder público, en un momento complejo en el que se reclama de los políticos virtudes cívicas como la ejemplaridad y la honestidad por encima de reformismos voluntaristas.»


«El Consell también ha prometido para ya una ley de transparencia que, sostiene, será más avanzada que la norma estatal. En teoría, la nueva legislación forzará a abrir puertas y ventanas, de tal manera que, excepto cuestiones muy concretas que afectan a la seguridad, los expedientes de las administraciones deberán ser accesibles. Ahora bien, mientras estas promesas se visualizan, la transparencia en la Generalitat parece estar llegando a golpe de sentencia. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunitat Valenciana suma ya seis condenas contra la Generalitat por vulnerar los derechos fundamentales de los diputados de la oposición, sentencias que se pone en solfa los discursos oficiales ya que concluyen que el Consell carece de argumentos cuando veta el acceso a cierta documentación.
Los otros «noes» del Consell a la transparencia, evidenciados en sentencias, han sido motivados por la negativa a facilitar los contratos menores de la Generalitat con la trama Gürtel, el informe Price Waterhouse para el ERE de RTVV, la entrega de los sondeos de opinión y la compra de la empresa Valmor Sports organizadora de la Fómula 1.
La lista de condenas seguirá aumentando ya que Compromís y EU tienen pendientes más de una treintena de recursos. Además del varapalo moral, el alto tribunal está condenando en costas, lo que implica que la oscuridad, además, cuesta dinero al contribuyente. Uno de los fallos ha sido ya ratificada por el Supremo y otro está pendiente. Si finalmente se ratifica se sentará jurisprudencia.
Además, el Tribunal Constitucional ha estimado ya cuatro recursos (tres de Compromís y uno de Esquerra Unida) contra la Mesa de las Corts, controlada por el PP, por vetar iniciativas de control.»
Quan hi hagi sentència, a demés de pagar l'administrat, el delinqüent ja no hi serà... Les lleis de Transparència haurien de sancionar a les persones, no a les institucions.  

[Sobre l'actual model europeu] «La arquitectura no es democrática. Tenemos un Parlamento que no legisla plenamente, no elige, no controla un gobierno. Y un modelo económico pensado en garantizar la defraudación fiscal para consentir el fraude financiero de los estafadores y para acaparar la riqueza en muy pocas manos, sobre todo de las transnacionales, a costa del modelo social y los trabajadores»
«Porque no hay ningún control de la ciudadanía sobre la cosa pública. Queremos introducir, tanto en España como en Europa, el revocatorio de un cargo público si no cumple con su programa, la dación de cuenta de su gestión...»

A Espanya, l'història és un altre:
 Llàstima que l'enquesta no s'ha fet a l'àmbit català.
A Europa occidental, la corrupció baixa notablement:


En aquest cas l'opacitat es produeix per la lentitud, les obres sobre les que s'ha pronunciat el 'Tribunal de Cuentas' corresponen al període 2006/2009... entre 5 i 8 anys per revisar els comptes?  Cal recordar que el plaç de prescripció és de quatre anys, en altres paraules, no es poden demanar comptes judicialment a ningú.
El tribunal diu «que esta práctica “no resulta acorde con el necesario cumplimiento de los principios de eficiencia y economía en la ejecución del gasto, aplicables a la contratación del sector público”, y que “con excesiva frecuencia no quedaron suficientemente acreditadas y motivadas” en los respectivos expedientes de contratación las “necesidades nuevas o causas imprevistas” que justificasen la procedencia de las modificaciones, en unos casos, y “de la contratación de obras complementarias, en otros”, tal y como exige la normativa.» però ningú fa res per corregir-ho!

L'informe conclou: «Todo ello supuso que el coste acumulado final de las obras analizadas superase el precio primitivo (importe de adjudicación) de todos los contratos analizados y que, en algún caso, el incremento del coste final de la obra incluso superase en más de un 100% el presupuesto de licitación inicial estimado por el órgano de contratación»
Si hem de revisar els comptes tan tard que no es poden exigir responsabilitats, y tampoc prenem cap mesura correctors, potser que ens podríem estalviar el 'Tribunal de Cuentas', i ala a tirar pel dret...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada